Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2008

VÍDEO: El sol del bodhisattva (Poema budista)

AUTOR DEL TEXTO Y REALIZACIÓN: JOSÉ MANUEL MARTÍNEZ SÁNCHEZ MÚSICA: WAH! EL SOL DEL BODHISATTVA El viento nace profundo desde el silencio del horizonte, camina tu corazón los pasos de la vida y de la muerte en un mismo segundo, en una misma eternidad, en un solo latir fugaz e inconquistable. Tu corazón es ese viento que palpita y lo hace surgir todo desde la nada. Caminas lejos de las sombras, como un soldado que no teme al mañana ni al frío cautiverio de ser el dueño de lo efímero. Vives sin prisa en una guerra que no temes, porque la materia del temor no te reconoce y aplacas la ira de los injustos regalando tu silencio. Lo das todo a cambio de nada y por eso te has ganado a ti mismo. Eres el Buda de la entrega, del amor que no desespera recompensas. Tu entrega es tu regalo, y tu corazón un tesoro que todos buscan afuera. Tú vives dentro, y como la luz, te proyectas de inmediato en lo oscuro, otorgando claridad y destellos de pureza. Los otros miran el s

Vida más allá de la vida

Imagen
¿Queda el impacto eterno del silencio en la herida de la muerte? Nadie sabe y pocos se atreven a contestar. Proponer que exista algo más allá de lo que somos -físicamente- supone aventurarnos a la imaginación, trasladar el intelecto a un campo epistemológico cuya lógica y objetividad conceptual puede superar lo común; e incluso violar la legitimidad de los actos racionales. Pero, ¿qué otra pregunta más importante que esa puede hacerse el hombre respecto a su destino? La verdadera propuesta filosófica para este siglo XXI, tan crítico para la supervivencia de la especie humana, debería ser esa, esto es, la pregunta por el destino 'postfísico' del ser humano, si es que lo hubiera. Establecer un discurso científico-filosófico sobre las posibilidades de la supervivencia del espíritu en el hombre. Empresa difícil, sobre todo al hablar de discurso científico, pero no por ello irrealizable, teniendo en cuenta la multitud de teorías astrofísicas que los científicos han imaginado sup

ENTRADAS AL AZAR