Meditación Energética (Prana Dhyan)

Durante la meditación accedemos a un profundo silencio de despertar. Entramos gradualmente por un estado de sutil comprensión no verbal, guiados por el prana, la energía vital, que nos envuelve reveladora en sencilla e intensa armonía interior.

Nos conduce la respiración, tan suave como real, a la presencia firme de nuestra identidad, aquella en que la quietud goza de estable centramiento y de una disposición adecuada para el conocimiento intuitivo.

Un saber no sabiendo que colma ingrávido nuestro cuerpo y espíritu en su encuentro con la mística realidad. Un ‘estar siendo’ en totalidad y unión, llenos de amor y confianza durante el desvelamiento del Ser.

La música silenciosa que compone el espíritu durante la meditación aquieta cualquier sentimiento de temor o sufrimiento y lo disuelve con su melodía gozosa, conectando nuestro cuerpo a una verdad superior que se manifiesta tan visible como agradablemente misteriosa.

Ese misterio nos llena de paz, porque se abre una puerta a través de la cual descubrimos que somos algo tan auténtico como indefinible e ilimitado.

Comentarios

Mamá Chilena ha dicho que…
Muy lindas palabras, parece que realmente la meditacion es la clave, no se puede evadir....
bendiciones
arianna ha dicho que…
Gracias de nuevo por tus palabras , es un placer leerte

namasté

ENTRADAS AL AZAR

Entradas populares de este blog

Conciencia plena. La vida es Ahora

Ahora

Meditación y conciencia