Conocerse es ser (1)

Conocerse a uno mismo implica abandonar la imagen que uno tiene de sí, pues no somos una idea mental, no somos una representación ilusoria a nivel psicológico. Conocerse a uno mismo supone dejar de lado toda identificación, entrando de lleno en la tierra pura y trascendental de la esencia no-condicionada y no-definida (pues todo lo definido queda condicionado por su definición). Lo que somos no puede ser nombrado por la mente, pero puede advertirse al contemplar que no somos la mente. En esa contemplación un espacio amplísimo se abre, más allá de cualquier intento de conocer, en la mera estancia atenta de la no-mente, del silencio.

Comentarios

Beatriz Moro ha dicho que…
Hermosa forma de exponerlo

Gracias Bea
Ganapati ha dicho que…
Excelente José Manuel, muy claro y con muy buen poder de síntesis.

La mera estancia atenta ... es todo lo que necesitamos conocer de nosotros mismos... permanencia en el ser es realización.

Un gran abrazo en el Ser!
Namasté!
arianna ha dicho que…
Hace tiempo que no pasaba por aquí y veo me he perdido algo (bastante)

Cuando empiezas a darte cuenta de que no eres el pensador, también empiezas a despertar y lo que cuesta amigo.....
todo surge de más allá de la mente

Para que no se me escapen estas joyitas que mandas te agregaré a mis blogs, ya que seguidores te sobran
abrazos y mil gracias
José Manuel ha dicho que…
Claro y conciso, José Manuel, me sumo a lo dicho por los compañeros.
Un abrazo.
Erick Bojorque Pazmiño ha dicho que…
Saludos cordiales.

...Lo desconocido de momento en momento (SAW)

Atentamente
Erick Bojorque

ENTRADAS AL AZAR

Entradas populares de este blog

Conciencia plena. La vida es Ahora

Ahora

Meditación y conciencia