Fluyendo



Al sentir y escuchar el río de la vida,
mi cuerpo se vuelve uno fluyendo
al compás de su ritmo natural.

Abrazo el palpitar del agua
dejándola irse, traspasarme,
recorrerme invisible y pura,
inocente, hasta llenarme de ella,
saciando mi sed con la frescura
de su manantial sereno.

El río de la vida fluye:
su música conmueve al aire.



Comentarios

arianna ha dicho que…
Bello!!! muy bello!!!

voy fluyendo , al ritmo de la vida, sin forzar, en un abrazo

sencillas palabras que llegan al corazón y lo emocionan

Gracias
Xaro La ha dicho que…
Fluye el río, fluye la vida y yo fluyo por que soy uno con el.

Muy hermoso tu post
Gracias JM
Un abrazo

ENTRADAS AL AZAR

Entradas populares de este blog

Conciencia plena. La vida es Ahora

Ahora

Meditación y conciencia