Volver al ser


En circunstancias difíciles, de incertidumbre y de miedo, es más imprescindible que nunca recordar quiénes somos: ese ser inmutable y eterno sin condicionamientos externos. 

Cuando la mente se desborda de preocupaciones, temores, ansiedad e incluso desesperación… conviene recordar hasta qué punto somos testigos ecuánimes de ello y optar por no identificarnos ni apegarnos al sufrimiento aparente que la mente proyecta. 

Surgen juicios, proyecciones, sensaciones de descontrol, de inseguridad… pero todo ello forma parte de la película de la vida en la que la conciencia, aquello que verdaderamente somos, puede presenciar sin apegarse. La conciencia no niega lo que sucede. Lo vive, lo presencia... No se evade. Pero no ignora al espíritu en pos de la aparente realidad que el ego y el miedo interpretan. 

Conviene -por tanto- conectar con el momento presente que, desde el silencio, no sabe nada del mundo, no juzga, no interpreta… 

Es una llamada para regresar a ese ser silencioso que mora en el interior y profundiza en el Corazón que palpita dentro de uno, mostrando ante esta aparente incertidumbre: destellos eternos de paz, sosiego, amor, confianza y la certeza del Ser. 

Abraza tu verdadera naturaleza, no te dejes arrastrar por la inercia y la mente colectiva. 

Puede que muchos se nieguen a entenderlo y que vean en esta vocación de conectar con el Ser real una huída o una imposible tarea debido a la urgencia de las circunstancias. 

Pero nada más lejos de la realidad -como Arjuna en la guerra del Bhagavad Gita o San Juan de la Cruz en su noche oscura del alma- es aquí, sobre todo ahora, cuando mirar a lo Eterno es necesario, cuando reconocer lo transcendente nos llena de luz y de esperanzas para enfrentar este aparente vacío.


Es aquí, ahora, cuando la luz que somos disuelve toda sombra de ignaorancia. La inmortal esencia que nos compone nos guía e inspira sin límites. 

Es posible encontrarnos con nosotros mismos, porque siempre hemos estado ahí. Tu ser profundo no se inmuta, nunca te abandona. No lo olvides. Nunca te abandona.

Comentarios

ENTRADAS AL AZAR

Entradas populares de este blog

Conciencia plena. La vida es Ahora

Ahora

Meditación y conciencia