Silencio

Déjate seducir por el silencio, lo puedes reconocer cuando algo se serena en tu interior y todo parece serenarse fuera.

Lo puedes reconocer cuando sientes tu propia respiración y se funde en armonía con la respiración de la tierra, del cielo estrellado, del espacio interior y exterior que te envuelve. 


El silencio clarifica y apacigua la mente,

la libera de juicios y conceptos.

 

No necesitas analizar la vida 

ni controlarla,

solo sentir su latido, 

contemplarla, 

dejar que te lleve, dejarte fluir con ella,

en su sonoro misterio.

 

No tengas miedo de parar, 

de detenerte en tu no saber. 


En la quietud se desvela lo invisible,

cuando el tiempo se detiene

vuelves a sentir la vida 

más nítida y auténtica. 


Vuelves a sentir tu ser resonando 

en tu interior y puedes volver a danzar

de la mano del silencio.


Movido, siempre movido, por su pausada cadencia, en la plenitud del ahora. 

Comentarios

ENTRADAS AL AZAR

Entradas populares de este blog

Silencio interior

Puro silencio

Reconocer y aceptar lo que eres